Raviolis rellenos de calabaza y queso de tetilla aromatizados con hierbabuena y limón

Os presento una receta para los amantes de la pasta, os puedo asegurara que merece la pena el esfuerzo y el tiempo invertido cuando te metes un trozo en la boca.


Ingredientes para 4 personas:
  • 1/4 de queso de tetilla
  • 500 gramos de calabaza
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Unas hojas de hierbabuena fresca
  • 50 gramos de Mantequilla
  • 1 Limón
  • 10 Pistachos triturados.

 Para la Masa: 
  • 300 gramos de harina
  • 3 huevos
  • Media cucharilla de sal
  • Una cucharada grande de aceite de oliva
  • ½ vaso de agua templada.

En primer lugar elaboramos la masa, hacemos una montaña de harina y la mezclamos poco a poco con los huevos,  el aceite, el agua y la sal.



Amasamos bien hasta dejar una masa compacta y elástica.
Dejamos reposar 30 minutos en la nevera.

Para el relleno, cortamos la calabaza en trozos y la ponemos a hervir con agua, hasta que se pueda pinchar con un tenedor. Escurrimos y lo machacamos, añadimos sal, el queso de tetilla previamente rallado, pimienta negra y nuez moscada. Lo dejamos unos minutos a fuego mínimo moviendo constantemente.
Por último picamos unas hojas de hierbabuena, lo mezclamos y reservamos el relleno.

Estiramos la masa que habíamos enfriado hasta que tenga un grosor aproximado de 2 milímetros y la cortamos en tiras iguales del tamaño de nuestro molde para cortar los raviolis.
Colocamos una cucharilla de relleno en las posiciones marcadas (en el centro del molde) y tapamos con otra capa de masa, colocamos el molde y cortamos uno a uno.
Después con un tenedor sellamos los bordes para que no se abran.




Una vez hecha la pasta la ponemos a cocer unos 8 minutos en agua con sal, el tiempo de cocción depende del grosor de la pasta.
Por último en una sartén derretimos la mantequilla, echamos unas hojas de hierbabuena y exprimimos medio limón. Colocamos los raviolis una vez cocidos dentro de la sartén y los salteamos durante 1 minuto para que empapen bien de la mezcla.
Emplatamos los raviolis añadiendo ralladura de limón y espolvoreamos el queso de tetilla rallado y los pistachos triturados, decoramos con unas hojas de hierbabuena y a disfrutar.

Raviolis rellenos de calabaza y queso de tetilla con  aromatizado con hierbabuena, piñones y limón.

Raviolis rellenos de calabaza y queso de tetilla aromatizado con hierbabuena, pistacho y limón.


El acompañamiento ideal es un vino blanco afrutado "Gewruztraminer " o "Riesling".

Os dejo una espectacular canción de Mario Veneti titulada "Veramente"

2 comentarios :